La depresión desde dentro

La depresión es un espiral que va hacia abajo y el problema reside en que no te das cuenta de que estás dentro de ella cuando ya estás por la mitad. Intentas subir por esa cuesta pero la maldita gravedad hace bien su trabajo y sigues precipitándote al final de la espiral.

Cuando ya estás abajo del todo y miras hacia arriba te das cuenta de que es muy difícil, sino imposible, volver a subir. Algunas veces lo intentas, pero vuelves a caer como si fuera un tobogán que sube hacia arriba. Para esto se requiere muchísima fuerza, voluntad y perseverancia. Pero ya estás harto/a de mantener las fuerzas, a veces, por raro que parezca, prefieres quedarte en ese agujero, tumbado/a en el suelo, cerrar los ojos y dormir, dormir para no ver cómo los días pasan. Y quieres evadirte y no quieres seguir en un mundo que no hace más que ponerte a prueba.

Sientes que no vales nada, porque no haces nada para sentirte especial, estás cansado/a y hasta las narices de tener que seguir por un camino que incluso, a veces, tú no has elegido. Tus familiares y amigos te gritan desde arriba pero están tan lejos y se les oye tan bajito… que entrecierras los ojos para poder verles, ya que el sol que hay arriba no te permite ver con claridad. Pero después de días tus familiares y amigos ya no se asoman al agujero para verte ni para llamarte pues tienen la voz desgarrada de tanto llamarte y que tú apenas les puedas escuchar. Te encoges más, te abrazas más fuertes las rodillas para sentir el calor de un cuerpo humano. Ya no te salen lágrimas pues parece que tu cuerpo las ha dejado de fabricar. No recuerdas el sonido de tu propia voz. No recuerdas el sonido de una carcajada. Los únicos sonidos que oyes provienen de tu garganta que parece ahogarse en esa espiral.

Sigues permaneciendo encerrado/a hasta que un día escuchas un nuevo sonido, que siempre estuvo ahí: tu corazón. Tu corazón durante todo este tiempo ha estado embravecido pues te ha gritado y chillado pero tú no has podido oírle. Tu corazón está roto por verte sufrir; no está roto por esa persona que tanto te dañó, no está roto por todos esos problemas que te asolan: está roto porque TÚ estás roto/a. No por nadie, ni por nada sino por ti. Y es entonces cuando miras por milésima vez hacia arriba, el sol vuelve a dañarte los ojos pero echas de menos su luz. Y es entonces cuando te preparas.

Quieres volver a subir, quieres ganarle la batalla a esa gravedad que te mantiene anclado/a en ese agujero. Te sientes más vivo/a que nunca pero OJO no será fácil: recuerda que la gravedad siempre te empujará hacia atrás, que cuando hayas subido 1,5 km caerás 500 metros. Pero ya has avanzado más que cuando empezaste. Las piernas te flojearán por subir por ese tobogán hacia arriba, pero ya no tienes miedo. No tienes miedo porque sabes que se acabará, sabes que otra vez volverás a ver el sol y que volverás a escuchar a tus verdaderos amigos y familiares. Y volverás a reír. Y volverás a cantar. La subida no es fácil, hay un atracción muy fuerte hacia el agujero que te intentará arrastrar. Muchos perecerán una y otra vez, pero lo que cuenta es volver a levantarse y volver a intentarlo. ¿Quién te ha dicho que tú no puedas? Algunas personas necesitan que les suelten una cuerda desde arriba para poder ayudarles y guiarles a subir la espiral, a subir ese tobogán. No te avergüences pues, ¿quién no necesita ayuda?

Y seguirás subiendo, poco a poco y volverás a caer para poder volver a subir. Nadie te va a ganar. Nadie te va a superar porque realmente tú puedes. Solo tienes que escuchar el sonido de tu corazón, solo tienes que COMPRENDER que tú no lloras por alguien o por algo, lloras por ti, tu corazón sufre por ti. Y cuando entiendas y comprendas esto, sabrás que ha llegado el momento de quererte, porque vales muchísimo y porque ha llegado el momento de ver el sol.

 

Anuncios

15 comentarios en “La depresión desde dentro

  1. koke000 dijo:

    A ver… me permito dar unos consejos desde la experiencia de haber salido de una depresión…

    Para empezar: busca ayuda. ¿Quién ha dicho que tengas que salir solo? ¿Sabes hablar ruso? ¿Sabrías, sin un buen profesor? Pues eso, es difícil encontrar soluciones a problemas que desconocemos. Te puedo recomendar una terapeuta fantástica, pero hay muchas (tambien hay malos profesionales, ojo, por que una mala experiencia puede desanimarte aún más).

    No voy a mentirte: es caro. Según la ciudad y la experiencia, pero diría que un mínimo de 40/euros por sesión, que será, al menos, una a la semana. Ahora bien, es la mejor inversión que puedes hacer… si no quieres hacerla, es que igual no quieres “darlo todo” por curarte…

    Existe la posibilidad de que sea algo biológico (esa desmotivación que sientes podría no ser causa de una depresión por sí misma…). Esto lo suelen tratar los psiquiatras, con medicación. Si la causa no es biológica, un buen terapeuta te ayudará a encontrarla, y ese será el primer paso… bueno, miento. El primer paso, y el más importante, es reconocer que tienes un problema y que necesitas ayuda.

    Después de esto, podría hablarte de mi visión personal, de cómo ciertos estados de ánimo incentivan la capacidad artística, te dan una visión más profunda y reflexiva de las cosas… bueno, que en todo lo malo hay algo bueno… pero esa ya es mi opinión.

    Me gusta

  2. laconanodriza dijo:

    Tengo la certeza que jamás volveré a tener unos años tan buenos como los pasados. Por eso ya tiro la toalla.

    Y llevo 2 años buscando algo o a alguien que me motive, y no lo encuentro. Todo me parece corrompido, podrido o falto de interés… He estudiado, he viajado, estoy en forma, he conocido tanto hombres como mujeres para ser amigos como mujeres para ver si servian como pareja…Y nada, en absoluto me llena. Las cosas que me gustaban ahora no tienen aliciente. Y por más que hago las cosas nuevas que descubro no me dicen nada…

    Supongo que no estoy preparado para este mundo, y que no quiero estar en él. No es culpa del mundo, es culpa mia.

    Me gusta

      • laconanodriza dijo:

        Estuve en tratamiento durante 4 meses, tan solo me dijeron que “tenia depresión por la ruptura con mi ex”… Y eso era cuando llevaba ya 1 año y mucho…Y todavia me siento exactamente igual.

        Solo que a dias mejor, a dias peor. Pero yo no veo mejoria aparente.

        Me gusta

    • Annabel Lee dijo:

      No te rindas, aunque 3 años te parezcan mucho tiempo, ¿qué son 3 años comparado con toda una vida? Aunque parezca imposible sí que se puede salir, si por ti solo no puedes, pide ayuda (una cuerda) pero nunca te rindas. Hay que trabajar mucho y perseverar pero el resultado es increíble.

      Me gusta

      • laconanodriza dijo:

        Es que el problema es que todo lo que veo por delante mio me parece una mierda. Cada año que pasa se reducen las posibilidades de encontrar lo que creo que merezco para ser feliz. Desde mujeres SIN niños (suene como suene), a trabajos precarios, a ser padre muy mayor (yo queria haberlo sido joven)… Es tal la mierda, que me llega hasta el cuello. Y sigue subiendo.

        Y esos tres ejemplos son eso ejemplos. No es más que la punta del iceberg. Hoy es mi cumpleaños, y deseo que sea el ultimo. No quiero llegar a los 36, no así.

        Que conste que he puesto de mi parte en estos 3 años, y he intentado redescubrirme, reinventarme, mejorar, sonreir aunque no quisiera, dar oportunidades a todo el mundo y a mi mismo. Y qué es lo unico que he conseguido? una decepción tras otra. Por eso que ya paso de todo, no quiero nada.

        Siento todo el rollo.

        Me gusta

      • laconanodriza dijo:

        Es que el problema es que todo lo que veo por delante mio me parece una mierda. Cada año que pasa se reducen las posibilidades de encontrar lo que creo que merezco para ser feliz. Desde mujeres SIN niños (suene como suene), a trabajos precarios, a ser padre muy mayor (yo queria haberlo sido joven)… Es tal la mierda, que me llega hasta el cuello. Y sigue subiendo.

        Y esos tres ejemplos son eso ejemplos. No es más que la punta del iceberg. Hoy es mi cumpleaños, y deseo que sea el ultimo. No quiero llegar a los 36, no así.

        Que conste que he puesto de mi parte en estos 3 años, y he intentado redescubrirme, reinventarme, mejorar, sonreir aunque no quisiera, dar oportunidades a todo el mundo y a mi mismo. Y qué es lo unico que he conseguido? una decepción tras otra. Por eso que ya paso de todo, no quiero nada.

        Siento todo el rollo.

        P.D: Por cierto estos 3 años me estan pareciendo 30. Y tengo 35…Cada dia es una pesadilla. Sin pareja, sin trabajo, sin amigos, sin dinero, sin atractivo, sin…nada. Podria estar peor, que mis padres no estuvieran…Pero eso no me consuela.

        Me gusta

      • Annabel Lee dijo:

        No es rollo, si no no te habría preguntado. No creo que sea nadie para darte consejos pero a veces no cumplimos las expectativas que nos hemos propuestos, sea por metas altas o circunstancias. Conozco a muy pocas personas que están satisfechas con sus vidas en el sentido de que no esperaban tener la vida que tienen ahora. También existen las malas y las buenas rachas, que pueden durar años. ¿De qué sirven las malas rachas? Pues que sin ellas no apreciaríamos las buenas. Obviamente no te puedo decir gran cosa por aquí pero busca algo que te motive, busca tus puntos fuertes y aprovéchalos. Algo tiene que haber.

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s