Las personas cambian

Las personas no cambian con el tiempo, el tiempo es que te deja ver quienes realmente son

Mentira. Y gorda. Las personas cambian constantemente y detrás de esos cambios hay experiencias, secretos e historias. Cuando alguien me dice “-La gente nunca cambia” siempre le pregunto “-¿Y tú? ¿Eres igual que hace tres años?”. Siempre me dicen que no con la mirada sorprendida y después reflexionan. Nunca me he encontrado con una persona que me diga que es exactamente igual que hace tres años y si algún me encuentro a alguien así… lo sentiré por él/ella.

Hay que cambiar. Y si es para mejorar, genial. No somos seres estáticos, no somos personalidades fijas porque si lo fuéramos, eso significaría que no hemos vivido, que no hemos sufrido, que no hemos amado, que no hemos aprendido y que no hemos fisgoneado en nuestro interior. Que no hemos viajado a nuestro mundo interior, que no hemos explorado esos recónditos lugares que albergan en nuestro más profundo bosque del que nunca solemos encontrar la misma salida cada vez que entramos. Si es que logramos entrar.

Las personas cambian. Cambian sus sueños, cambian sus tristezas, cambian sus alegrías, cambia su sonrisa… Cambia su manera de pensar, cambia su manera de ilusionarse… Cambia su manera de amar. Cambia su manera de enamorarse, si es que logra volver a enamorarse. Cambia su manera de encerrarse, cambia su manera de protegerse, cambia su manera de acurrucarse contra sus rodillas para poder sentir calor humano… Cambian sus lágrimas… si es que puede volver a llorar.

Tu mejor amigo/a seguirá siendo tu mejor amigo si aceptas que va a cambiar… La relación con tu pareja será mucho mejor si aceptas que no será la misma persona que era al principio, que no sentirá las mismas cosas que sentía al principio y que puede que el amor romántico haya dado paso a un amor profundo de amistad… No es malo. Cambiar no significa que sea algo malo. Lo malo es ser estático puesto que significa que no va a haber un avance en la vida de esa persona. Se quedará estancada, echará raíces en una tierra poco fértil y, para qué engañarnos, no somos árboles. Sus sueños se irán perdiendo en un bruma cada vez más liviana y acabarán evaporándose quedando solo una pequeña mota como recuerdo. ¿Y qué es una mente sin sueños? Absolutamente nada. Una vida sin sueños es una vida en la que lo único que haces es respirar para sobrevivir, no para vivir.

Los cambios son buenos. Pasarán personas por nuestras vidas, unas se quedarán e incluso se quedarán de una manera diferente a cómo empezó vuestra relación… Otras se irán, porque serán personas de tránsito que siempre te ayudarán a superar tus temores y a conocerte mejor a ti mismo. Todas tus relaciones, ya sean de amor, de amistad, de familia… todas y cada una de ellas te ayudarán a seguir el camino más importante de toda tu vida, camino que emprendes y finalizas tú solo: conocerte. Y conocerás muchas facetas de ti en diferentes ámbitos, en diferentes situaciones, en diferentes emociones… porque tú vas a cambiar, a veces para mejor, otras para peor… pero vas a cambiar. Así que procura que siempre sea para ser mejor persona de lo que ya eres. Ese es nuestro cometido en nuestra vida y será la empresa más grande en la que te veas involucrado.

No te abandones, adéntrate en ti mismo, atrévete a conocerte. Ten el valor, el coraje, la valentía y la osadía de querer conocerte, comprenderte, saber qué eres y quién eres. Hazlo o lo único que estarás haciendo en este mundo será sobrevivir y no vivir.

Las personas cambian y generalmente se olvidan de comunicar dicho cambio a los demás. Lilliam Helman

Anuncios

4 comentarios en “Las personas cambian

  1. Koke dijo:

    Las personas no cambian.

    Bueno, vale, estaba provocando 😛 sí que cambian… pero en cierto sentido no. Cuando la mayoría usamos la frase “las gente no cambia” nos referimos a ciertos aspectos de la personalidad que sí cambian, pero no habitualmente. En pareja, por ejemplo, es muy claro el ejemplo del que pone los cuernos o nos los pone nunca. Si los ha puesto una vez, es mucho más fácil que los vuelva a poner…

    Lo mismo con los neuróticos. Pueden aprender a controlar sus neurosis, sus obsesiones, a limitarlas, pero el que ha nacido… bueno, el que ha “crecido” neurótico, morirá neurótico… aunque sea una pequeña parte de sí.

    Por otro lado, grandes sucesos en la vida sí que te cambian. Sucesos tristes: un fallecimiento, un divorcio… o felices, tener un hijo, casarse, mudarse con tu pareja, un viaje inolvidable… sí pueden hacerte cambiar. Pero son cosas puntuales que suceden en contadas ocasiones en la vida, y no a todo el mundo le cambian, ni mucho menos.

    Voluntariamente se puede cambiar, pero es muy muy muy difícil, hay que estar muy motivado/a, a ser posible contar con ayuda…

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s