Punto de inflexión

Siempre he dicho que, llegado a un punto de mi vida, tendría que elegir entre dos caminos, dos caminos que no son compatibles entre sí por lo que la decisión debe ser reflexionada una y otra vez. Si voy por un camino digo adiós al otro, con todo lo que eso conlleva.

Dos vidas completamente distintas, ¿qué camino elegir? Pensaba que no podría escoger una vida y decir adiós a la otra que podría haber tenido. Cuando era más joven me guiaba por las emociones y el amor, años después, rota por los acontecimientos de mi vida, me guiaba por la razón lógica, obviando los sentimientos. Ahora, que sigo siendo joven pero he vivido demasiado quizás para mi edad, me guío por el instinto. Por eso sé que ese momento crucial de mi vida, ese punto de inflexión ya está aquí y debo elegir.

No es fácil, no es sencillo, no es divertido. Son dos caminos que divergen, no es solo qué camino decida emprender sino qué camino estoy dispuesta a sacrificar, a no seguirlo, a decir adiós.

Pero parece ser que mi instinto, o mi agotamiento emocional, me está diciendo qué camino elegir. Estos meses o este año van a ser una despedida muy fea, querida otra vida.

 

Adiós, niños.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s